El mango es una fruta que cuenta con propiedades para nutrir la piel y proteger las arterias, quizás es algo que nunca te habías preguntado.

Un árbol de mango vive durante más de cien años, y a lo largo de su vida entera produce más de dos millones de frutos, es una obra maestra de la naturaleza por su aroma, su fino sabor y sus numerosas propiedades dietoterápicas.

La pulpa del mango contiene un 81.7% de agua, la porción de proteínas (0.51%) y de grasas (o.27%) es muy baja, está compuesto por provitamina A, el consumo del mango contribuye al buen estado de la piel y se recomienda para quien padece dermatosis y piel seca.

Se recomienda también para cuando no ves bien, es diurético y facilita la producción de orina y contiene altos niveles de potasio.

Es ideal para las personas que padecen diabetes debido a su acción favorable sobre las arterias, ayuda a prevenir las complicaciones circulatorias de la diabetes.

El mango es rico en componentes nutritivos que ya te mencionamos anteriormente y la mejor forma de consumirlo es fresco, los mejores son los que tienen poca fibra y una pulpa suave y aromática que recuerda a la del melocotón.

Bottom Banner - Visita Galeria